La cultura del esfuerzo.

Publicado: 11/11/2012 en Opinion y reflexión
Etiquetas:, , , ,

Imagen

Desde que un tal Diego Pablo Simeone llegó al Atlético de Madrid, el lavado de imagen en cuanto a resultados ha sido espléndido. Campeón de Europa League, de Supercopa de Europa, segundo en Liga e invicto en encuentros continentales desde abril hasta éste jueves, el conjunto del Manzanares promete quedarse este año en puestos de Liga de Campeones.

Y con el comienzo de este artículo, más de uno pensará que con Quique Sanchez Flores se lograron esos mismos títulos, y que cual es la diferencia si he mencionado dichos resultados. Muy sencillo: el conjunto del Cholo pone ganas, fe, empeño y, sobre todo, mucho carácter. Simeone, como si del teniente Hartman se tratase, cogió a un grupo de sombras arrastradas por el campo y lo transformó en un grupo de guerreros, con una disciplina casi espartana que si bien no siembra el mismo pavor que los dos trasatlánticos de la Liga BBVA, si que obliga al rival de turno a ir concienciado de que no van a ser once Ghandis.

Quizá el Atleti no sea mi equipo de toda la vida, pero si que me transmite la ilusión de ver que no solo el talento es importante, sino también el corazón. Es por eso, también, que en los dos últimos partidos los de Madrid salieron relajados y quedó patente que, sin tensión, el equipo es otro. Y el Cholo no es de esa clase de técnicos ( ni cuando era jugador ) que gusten de perder tiempo o de no luchar un balón en el minuto 93 con un 4-0 a favor.

Está claro que el Atlético de Madrid, cuyos dirigentes ilegítimos solo traen desgracias en forma de vender a los buenos para pagar a los malos, está llamado durante este año y el siguiente a hacer grandes campañas si, como digo, a los señores Gil y Cerezo no se les ocurre la maravillosa idea de vender a Don Radamel Falcao García mirando antes por el éxito económico que por el deportivo. Si este invierno, o incluso el verano que viene, se refuerzan con un mediocentro de calidad que acompañe a Arda a la hora de crear juego.

De todos modos, pase lo que pase y si el Cholo se queda, lo cual es muy probable, continuará dirigiendo a este grupo de talento monumental pero, aun mas, de esfuerzo colosal, haciendo saber al espectador que asistirá a una auténtica estampida de derroche físico y compromiso. Y eso, en el Vicente Calderón, no abundaba últimamente.

Atlético, espero que tengas mucha suerte y que el destino, y el fútbol, te tengan reservadas grandes éxitos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s