Fútbol con duende.

Publicado: 18/11/2012 en Previa
Etiquetas:, , , , , , , ,

Imagen

Sevilla no solo tiene un color especial, sino que se encuentra impregnada de un intenso aroma a fútbol, aroma desprendido desde perfumerías de alto standing tales como el Benito Villamarín y el Sánchez Pizjuán. Y este último va a ser el centro del derby andaluz por excelencia. Pero no es un derby cualquiera, me van a disculpar los foráneos. Es el derby con más pasión en la grada, quizá solo superado por el Boca – River.

Y es que el encuentro entre béticos y sevillistas suele ser un punto de vital importancia en el devenir del campeonato liguero, puesto que el resultado va acompañado de una enorme inyección de moral para el vencedor y una losa complicada para el perdedor, por no hablar del agridulce sabor de boca que deja el empate. Lo que si es seguro es que el ambiente que se respira en la grada es de absoluta fiesta y de jolgorio, con la continua guasa hacia el que va perdiendo, pero normalmente desde el tono jocoso. Lo que hace que sienta un profundo respeto por estos equipos rivales es cómo sus aficiones se han hermanado cuando han venido tiempos oscuros, tales como los trágicos fallecimientos de Antonio Puerta y Miki Roqué.

Hablando estrictamente del partido, el equipo local llega justo en media tabla, tras un buen comienzo de temporada, derrota al Madrid incluida y apretando con fuerza el gaznate del Barça, en el que se ha ido diluyendo debido a la lesión de Trochowski, El alemán aporta mucha garra y llegadas desde segunda linea al conjunto de Nervión y, sin esos factores, los de Míchel se han visto muchas veces sin ideas claras en la fase ofensiva, a pesar de la dupla letal que son en la banda derecha Navas y Cicinho. Aun así, cuentan con Negredo que, con sus 7 goles en Liga, será el encargado de derriban la muralla verdiblanca.

Por el lado contrario, el Bétis, quinto en la clasificación y empatado a puntos con el Málaga, llega en una muy buena dinámica en el que el juego, a falta de ser brillante por momentos, se suple por la inmensa pegada que caracterizan a los equipos de Pepe Mel, con Beñat como auténtico mariscal de campo y capitán de la nave bética, y Rubén Castro como ariete y con una buena cantidad de recursos de cara y de espaldas a portería.

Y es que cuando se asoma un derby entre Betis y Sevilla, el resto de partidos pasan a ser secundarios para poder disfrutar totalmente de la fiesta del fútbol andaluz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s