Messi, Rey de reyes.

Publicado: 07/01/2013 en Opinion y reflexión
Etiquetas:, ,

Parece ya lejano en la memoria aquel primer gol de un jovencísimo Leo Messi ante el Albacete a pase de Ronaldinho. Pocos, por no decir nadie, podrían imaginar que aquello era una metáfora de la transición del reino del brasileño al imperio casi tiránico del pequeño argentino. De aquello hace más de 8 años, y 5 han pasado desde aquel día en el que el genio rosarino emuló a Maradona por primera vez.

Esta noche Leo Messi se ha erigido, de manera incontestable, como auténtico señor del fútbol. Se ha alzado con su cuarto balón de oro consecutivo, dejando atrás a Van Basten, Platini y Cruyff, con tres galardones cada uno de estos gigantescos futbolistas. Cuatro balones de oro consecutivos, qué rápido se dice. Para llegar hasta aquí ha tenido que vivir un periplo que a veces, por las malditas lesiones, vio como se estancaba. Pero siempre salió adelante porque su amor por la pelota es tan superlativo como su talento para jugar a este maravilloso deporte.

Este cuarto balón de oro es un reconocimiento al año estratosférico en cuanto a juego y números del de Rosario. No ha importado que se perdiera la Liga. No ha importado que fallara aquel fatídico penalty ante el Chelsea. No ha importado perder la Supercopa ante el Real Madrid. No ha importado, ni tan siquiera, la temporada estelar de Andrés Iniesta o el también tremendo chorro de goles de Cristiano Ronaldo. Messi es más que goles y asistencias. Su evolución en el juego ha trascendido hasta el punto de, en un mismo partido, ejercer de mediapunta, extremo, segundo punta, falso 9, mediocentro e interior. Esa es la principal diferencia. Cuando Messi arranca, el campo se silencia y espera una nueva jugada para la hemeroteca, bien en forma de cabalgada, slalom o pase por donde no hay hueco.

Es todo un ciclo, la pescadilla que se muerde la cola: la sensación de estupefacción que el pibe transmite solo tocar el balón es lo que le diferencia porque, cuando los focos no le apuntaban, él se labraba esa reputación que el mundo fútbol hoy reconoce. Quiero dar un gran aplauso a CR7 y a Iniesta porque, en cualquier momento de la historia, habrían ganado el ansiado Balón, pero han tenido la ‘mala’ suerte profesional de coincidir con este monstruo. Solo nos queda disfrutarle, porque el día que Messi deje este deporte, y será cuando él quiera, temblaran los propios cimientos del fútbol. Se habrá marchado la mayor leyenda de este deporte. Pero eso queda lejano, hasta entonces, Messi seguirá gambeteando, goleando, asistiendo y encogiendo el corazón de todos los aficionados, sea cual sea su camiseta. Aguante, Messi.

Anuncios
comentarios
  1. “Messi es más que goles y asistencias.”

    Ahora a por la manita que significaría que seguimos disfrutando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s