Archivos de la categoría ‘NBA ( @JorgeRubert )’

Camino hacia los Playoffs

Publicado: 06/03/2013 en NBA ( @JorgeRubert )
Etiquetas:,

nba

 

Un artículo de @JorgeRubert

 

Ahora mismo nos encontramos más allá del ecuador de la Regular Season de la NBA, momento en el que los equipos comienzan a fijar los objetivos de la temporada, según ha discurrido la competición previa al All-Star. No todas las metas propuestas a principio de temporada por los GM se han cumplido, así que después de reforzarse antes del cierre del mercado de traspasos, las franquicias están listas para hacer frente al tramo crítico del año.

Esta temporada, el límite de traspasos no ha sido un día en el que se cedan a grandes estrellas, sino más bien se ha producido un intercambio de complementos entre equipos, principalmente no punteros. Destacan los movimientos de Jordan Crawford desde Washington hacia Boston, de Ronnie Brewer de New York a OKC,al parecer para mejorar frente a un supuesto nuevo enfrentamiento frente a Miami en Playoffs y Redick, de Orlando a Milwaukee.

Analizando a grandes rasgos las temporadas de los equipos de cada conferencia, y su lucha por entrar en la post-temporada, hay algunos casos, que destacan sobre los demás. Los más importantes, las inesperadas luchas, siquiera por entrar en el Top 8 de sus respectivas conferencias de Celtics y Lakers, las dos franquicias más históricas de la liga, y que suman más anillos. Es más llamativo el caso de Lakers, ya que con la plantilla configurada en verano, se les suponía casi finalistas de la NBA, pero la humildad les ha golpeado con tanta fuerza que casi les va a dejar fuera, aunque ahora mismo tienen grandes posibilidades por el bajón de forma de Houston y Utah. Los Celtics, como todos los años, comenzaron mal la temporada, pero han ido remontando y parece ya que dispondrán de una séptima u octava plaza que deberán pelear con Milwaukee, ya que los Sixers marcan la novena, con una pésima marca. Su lucha se encuentra en no cruzarse con Miami en primera ronda.

Comenzando con el Este, casi sin empezar la temporada se podía predecir los puestos que ahora ocupan los equipos para poder disputar Playoffs, aunque quizás se esperase una mejor actuación de Brooklyn que actualmente están quintos debido al subidón sufrido con el cambio de entrenador. Miami lidera la clasificación con la mejor racha de la franquicia, quince partidos seguidos ganados, y parece que no peligra su puesto, perseguido por Indiana, un equipo joven con mucho talento, pero que el año pasado se demostró que parecen no estar listos para la presión en la eliminatoria con los ‘Heat’. Les siguen New York, Chicago, Brooklyn, Atlanta, Boston y Milwaukee.

En el Oeste, ha habido numerosas sorpresas. Empezando por el liderato, ya que nadie esperaba que estuviera San Antonio, a pesar de su gran equipo, Popovich ha vuelta a hacer de las suyas, dejando fuera del primer puesto a OKC, ambos con marcas extraordinarias. Los Clippers sobreviven en el tercer puesto gracias a la racha de diecisiete victorias que consiguieron hace unos meses, a pesar de haber perdido contra los grandes equipos. Además tenemos a Memphis, Denver y Golden State, que nadie esperaba que estuvieran cuarto, quinto y sexto respectivamente, esto hace demostrar que en la NBA no se gana con el nombre, si no con el trabajo, ya que Dallas y Lakers, se encuentran actualmente fuera de Playoffs, algo inédito, a pesar de la lesión de Nowitzki, y las múltiples sufridas por los Lakers, dejando fuera a Gasol, Howard, Hill y Nash en varios partidos.

Viendo las marcas de ambas conferencias, está claro que el Oeste está dotado de mayor competitividad, algo de lo que Miami se beneficia para situarse tan fácilmente en la primera plaza, pero lo importante es que parece que este año, aún con menos nombres que los anteriores, vamos a disfrutar de unos grandes Playoffs.


NBA: Dallas Mavericks at San Antonio Spurs

Un artículo de @JorgeRubert.

“Que Dirk esté tranquilo, no le vamos a traspasar” Estas son las palabras a las que Mark Cuban, propietario del equipo, estuvo obligado a recurrir ante los rumores de traspaso que rodeaban a la estrella alemana ante el desastroso inicio de campaña que realizaron los ‘Mavs’, y que de momento les condena prácticamente a estar fuera de Playoffs esta temporada. Factor determinante ha sido para ello la rodilla del alemán, que le ha tenido buena parte de la temporada alejado de las canchas. Por ello voy a analizar detenidamente el inicio de Dallas.

Para empezar, es necesario resaltar el gran trabajo en los despachos de ‘Don’ Nelson, capaz de traspasar a dos veteranos y estrellas en el equipo como Kidd y Terry, y seguir manteniendo una plantilla, sin duda perfectamente competitiva para entrar en la post-temporada. La marcha de dos pesos pesados del vestuario ha dejado libre una gran cantidad de dinero disponible para los de Texas, con el objetivo de fichar a jugadores capaces de suplir estas bajas.

En primer lugar, la llegada más significativa es la de Chris Kaman, destinado a cubrir el hueco dejado por Chandler en 2011 por su marcha a Knicks, y que el año pasado les privó de una temporada digna para la historia reciente de Dallas. El deseo de los Clippers por deshacerse de él debido al ‘overbooking’ en la zona de los angelinos, llevó a una fácil negociación, primero con los Hornets por la adquisición de Paul y más tarde con los Mavericks, que enviaron a Lamar Odom y recibieron al pívot alemán. Como segundo refuerzo de la zona, llegó Elton Brand, procedente de Philadelphia, cuya salida se aceleró debido a la llegada de Bynum. Ambos a principios de campaña tuvieron un papel importante comenzando como titulares, pero sus minutos se fueron reduciendo a medida que se producía la recuperación de Nowitzki.

Como tapados, llegaron también, un desconocido Collison, que ha terminado de explotar en el equipo de Carlisle, disputando la mayoría de partidos, con un gran número de minutos a sus espaldas, y OJ Mayo. Caso especial el de este último, podríamos decir desterrado de la ciudad de Memphis, debido a su pésimo rendimiento muy por debajo de sus posibilidades, llegando a ser una auténtica ‘escopeta de feria’. Pero que en Dallas ha encontrado la confianza que le parecía faltar en su antigua ciudad, esto le ha elevado a la categoría de estrella, capaz de decidir partidos con tiros inverosímiles. Actualmente, buenos porcentajes y liderazgo remarcado.

A estos refuerzos, debemos unir el paso adelante que parece haber dado Shawn Marion, sobre todo en ataque, la llegada de la segunda juventud de ‘Vinsanity’ y la completa recuperación de la rodilla de Dirk, que disputa ya partidos al máximo nivel. Así queda configurada una plantilla que no tiene nada que envidiar a la de los primeros puestos de Playoffs, pero cuya culminación puede haber llegado demasiado tarde para esta temporada, algo nada agradable para unos aficionados, que apenas dos años vieron a su equipo levantando el campeonato ante Miami Heat.

Pájara Heat

Publicado: 03/02/2013 en NBA ( @JorgeRubert )
Etiquetas:, ,

Miami

Un artículo de @JorgeRubert

Analizando en rasgos generales la temporada que están realizando los de Erik Spoelstra, aunque solo llevamos poco más de la mitad, se puede apreciar que este equipo no se encuentra al nivel que se le pide al vigente campeón, capaz de endosarles un 4-1 a Durant y compañía. También es verdad que debido a que juegan en el Este, no es necesario que se empleen al 100% en la Regular Season, ya que van primeroscon una marca de 29-14y aunque los Knicks les pisan los talones, no tienen la regularidad para alcanzarles ni en marca, ni en nivel de juego.

Pero se encuentran inmersos en una, para mi gusto crisis de juego, que les ha llevado a salir derrotados de partidos supuestamente fáciles, unos heridos Celtics, Pacers, Jazz, o los mismos Kings, equipos, salvo el de Indiana que se encuentran en una dura pelea por entrar siquiera en los Playoffs. Algo insólito, ya que aunque los Heat disfrutan de unas numerosas varientes en el juego, no consiguen encontrar la forma de aprovechar esa larga plantilla de la que disfrutan, dejando de lado el talento individual.

Además este año se han reforzado con mucha astucia, haciendo valer el querer de los jugadores de formar parte de la plantilla para poder hacerse con el anillo, así mismo llegaron Allen y Lewis, dejando en un plano bastante secundario a Battier y Millerjugadores básicos para conseguir el anillo el año pasado, y que este año prácticamente, sobre todo Miller, no cuentan en la rotación.

Las únicas pegas que se le pueden poner a este equipo es la falta de rebote, algo que acusan debido a su carencia de juego por dentro, que prácticamente les es innecesario para ganar, y la escasez de competitividad en la posición de base, ya que Chalmers no es un jugador del nivel de un equipo campeón, aunque el afirma: “Soy uno de los diez mejores bases de la NBA”. En estas declaraciones ha adquirido un poco de razón , ya que el año pasado se situaba en el Top 5, una locura para cualquier aficionado al basket.

Pero a pesar de la plantilla de gran talento de la que disponen, también es notable resaltar la incompetitividad que están demostrando en este inicio de temporada, tanto Wade, muy lejos del nivel demostrado en aquel equipo junto a Shaq, y de Bosh, fallón en el tiro, y parece que desaparecido, algo que no le ha impedido estar una vez más en la elección del All-Star. Esto es contrarrestado por el nivel mostrado por ‘LBJ’, cerca de conseguir su cuarto MVPsituando sus estadísticas personales a 2 rebotes y 3 asistencias del triple-doble. Algo que conseguiría de calle si no fuera contemporáneo de un tal ‘KD’.

A pesar de todos estos aspectos negativos demostrados por los Heat en este inicio de año, siguen como pirmeros en la Conferencia Este y a quien le cabe duda de que van a ser el representante de esta en las Finales de la NBA.

Escalada verde.

Publicado: 12/01/2013 en NBA ( @JorgeRubert )
Etiquetas:, ,

celtics-2013

Un artículo de @JorgeRubert

Como todas las temporadas, siempre en los últimos año, se produce una clara evolución en el juego de los Celtics. Suelen comenzar, debido a la falta de rodaje, o tal vez sea el estilo que Doc Rivers impone a la plantilla, con una serie de partidos en los cuales se produce un mal juego por parte de los verdes, ya sea ganando o perdiendo. Pero esta temporada este inicio se ha intensificado, llegando a promediarse uno de los peores principios de temporada que se recuerda de la franquicia más histórica de la liga, dejando actualmente a Boston con un 18-17.

El arranque en sí no fue excesivamente malo, a pesar del duro calendario, se ganaron partidos importantes, contra los Thunder, Bucks, Bulls, Nets, etc. Pero más tarde se produjo la debacle en cuanto a juego de los Celtics, encadenando una racha en diciembre, en la cual ganaron únicamente 5 de 14 partidos, creando especulaciones en las que prácticamente se eliminaba a Boston de Playoffs si se continuaba en esa línea, en gran parte también por el mayúsculo inicio de temporada de los Sixers, situando a los de Doc, en el noveno puesto del Este.

Todo esto se estaba produciendo a pesar de una de las mejores temporadas como Celtic de Kevin Garnett, un gran inicio de Rondo–a punto de alcanzar el récord de Magic de más partidos consecutivos repartiendo 10 o más asistencias, dejándolo en 37, empatado con Stockton–y un comienzo irregular de Pierce, salvando en una gran número de partidos a los verdes de un arranque paupérrimo. Jason Terry aún no ha encontrado su nivel, está ausente y falto de confianza, fallón, pero recordando al ‘Jet’ del anillo en Dallas en cuanto a motivación y la pasión que pone en la cancha, algo que puede ser fundamental en un futuro.

Pero el auge de resultados–que durante temporadas anteriores se puede situar en torno al mes de febrero, coincidiendo con el final del All-Star Game y el comienzo de la segunda parte de la liga–este año se ha colocado mucho antes del inicio siquiera del año nuevo, encadenando cuatro partidos consecutivos con victoria, a la espera de cuatro de los próximos seis partidos, contra rivales en teoría asequibles para el equipo, NOLA, Bobcats, Cavs y Pistons. Y pudiendo así dejar atrás a Philadelphia en la batalla por el octavo puesto, y acercarse a Milwaukee, Brooklyn y Chicago, afectados por la lesión de Rose, pero manteniéndose en buenas posiciones.

Analizando esta mejora del juego se puede observar, que procede principalmente de la defensa, y que permite a los Celtics ganar los partidos cerca de los 80 puntos, algo insólito para otros equipos de la liga. Esto está en gran parte originado por la vuelta de Avery Bradley, que ha tardado un sólo partido en volver a ser el del año pasado, capaz de relegar al banco al mejor tirador de la historia de la NBA. Acompañando a esto de unos recientes recitales ofensivos de Pierce, Boston se encuentra actualmente a gran nivel. Todo esto con la esporádica aportación de una segunda unidad, falta del desparpajo necesario en un grupo de jugadores jóvenes, Lee, Green y Sullinger deben dar ese paso adelante que requieren los de Massachussets.

Parece que si se continúa así, el inicio de esta temporada puede quedar en una mera anécdota, no tachando así otra buena temporada que aún pueden cuajar los Celtics. De momento, parece que se despeja el cielo de la costa verde.


Paul

Un artículo de @JorgeRubert

Este año, a diferencia de la mayoría de los anteriores, la NBA está disfrutando de un auténtico festín a la hora, o bien de repartir juego, o bien de anotación desde la posición de base, y es que hay un gran número de ‘unos’ esta temporada que se encuentran a un muy buen nivel, ya sea dando continuidad a su juego de años anteriores, o en muchos casos, la mejora producida este verano respecto al año pasado.

Para empezar, me gustaría analizar los principales candidatos para el Primer Quinteto de la NBA en la posición de ‘play-maker’, por orden, que en mi pensamiento son favoritos:

Chris Paul: Como todos los años, prácticamente desde su llegada a NOLA, el ’3′ ha sido siempre uno de los fijos en esta candidatura, ya que además de repartir asistencias a un nivel insuperable, superando en la mayoría de los partidos las 10, anota con gran facilidad y domina todos los aspectos del basket, destacando sobre todo por ser un gran ladrón de balones, añadiendo a esto, su llegada a los Clippers, donde está mejorando a base de bien sus números, ya que está bien acompañado. Es un base completísimo.

Rajon Rondo: Que decir del mejor pasador de la última década, todos conocemos sus habilidades, gran manejo del balón y buena capacidad anotadora a pesar de su escaso tiro exterior, muy bueno en las penetraciones, jugadas en las que nos ha dejado retales de una calidad sublime. Su visión de juego le ha llevado este año a ser el segundo jugador de la historia con más partidos repartiendo 10 o más asistencias, empatado con Stockton a 37. Es la única razón por la cual los Celtics fueron candidatos al anillo el año pasado y lo van a ser este año.

Tony Parker: Forma el tridente de oro con ‘Manudonna’ y Duncan, ganador de tres anillos, domina la mayoría de los aspectos del juego, bandejas, robos, media distancia, asistencias, su mancha se puede encontrar en el tiro triple o en su capacidad reboteadora, que le han llevado a no conseguir su primer triple-doble hasta hace una semana, el ’9′ es el pilar de presente y futuro para su país en las competiciones internacionales, sobre el que construir la una Francia que opta a prácticamente todo. Base extremadamente ágil, ya que no posee la musculatura de la mayoría de la NBA gran ventaja, a pesar de sus 30 años, y con una dilatada experiencia.

Russell Westbrook: Físico privilegiado y potencia sin control, probablemente el jugador con mejor físico de toda la NBA en relación con su altura, capaz de realizar mates increíbles, el problema, absorbe demasiado juego, lo cual ensombrece a Durant, aunque este año, parece que ha asumido su rol, aceptando que no es el jugador franquicia, aun así ronda los 20 tiros por partido con malos porcentajes, lo cual no le impide estar en esta lista, si sigue mejorando puede superar a todos los demás, muy joven y con la ventaja de haber disputado ya unas finales.

Deron Williams: A gusto de un servidor, el base con mejores fundamentos de la liga, sabe lo que tiene que hacer en cada momento, es veterano, y está llevando a una nueva franquicia como Brooklyn a un buen puesto en Playoffs, puntos y asistencias como nadie los combina en la NBA, magnífico director de orquesta, perfecto para J. Johnson y compañía. No ha tenido suerte en su carrera en los equipos que ha jugado, ya que ostentaria seguramente algún anillo actualmente.

A parte de estos cinco cracks, principales candidatos al base del año, destacan en la NBA el veterano Steve Nash, actualmente lesionado, pero que pronto nos volverá a deleitar con su talento, a él hay que sumar las recientes apariciones de Jrue Holiday y Kyrie Irving, que a pesar de ser jóvenes ya están deslumbrando al mundo del basket, los saltos dados por Stephen Curry y Brandon Jennings y el rookie Damian Lillard.

La de base, es una posición superpoblada en la NBA, un ejemplo demostrable, es que Rondo ni si quiera vaya convocado con el Team USA, algo que debería ser prácticamnete impensable.

Disfrutemos de este Show.


la_g_clippers_b2_576_143330419

Un artículo de @JorgeRubert

Como todo en este mundo, lo que sube, baja y lo que empieza, acaba, así ha acabado la racha de los Clippers de 17 partidos consecutivos ganando, quedando en los anales de la historia como la octava marca más fructífera en forma de victorias consecutivamente, por detrás de históricas franquicias como los Lakers, Chicago, Boston o los Knicks, algo que hace años habría sido impensable, se ha alcanzado de la mano de, posiblemente el mejor base de la liga, y una larguísima plantilla configurada por el poco experimentado Vinny del Negro, algo que está supliendo a base de victorias.

Y es que estos Clippers, practican un juego muy fluido, lo cual les lleva a ser uno de los equipos más espectaculares y bonitos de ver de la NBAocupa las primeras posiciones de las mejores jugadas en todas las jornadas.Con Paul a la cabeza, promediando 2,7 robos por partido, son un equipo con las manos largas, robando una gran cantidad de balones y centrando la base de su juego en el contraataque, no es raro ver en un partido de los de Los Ángeles hasta tres jugadores lanzando un contraataque contra ningún rival, algo a la vista innecesario, pero que si se juega en el Staples, puede ser letal para el rival, levantando a la afición y provocando un apoyo mayor. A este equipo le es aplicable la frase: ‘Un mate puede cambiar un partido’ y más si es de Deandre Jordan o de Blake Griffin, artistas en ese apartado.

Pero su juego, parecido al del año pasado, ha mejorado considerablemente, sobre todo desde la larga distancia, con la llegada de tiradores como Matt Barnes, Jamal Crawford y Willie Green, además de Hill Grant, aunque no ha podido disputar ningún partido todavía, y para reforzar el interior, la experiencia de Turiaf y Lamar Odom. A todos estos habría que sumarles la pronta vuelta de Chancey Billups, que aunque se recuperó hace unas semanas, ha vuelto a caer en una lesión, cuyos minutos de calidad pueden ser esenciales en Playoffs.

Este proyecto, que como todos ha dado sus frutos con tiempo y trabajo, se inició con la llegada de ‘CP3′ en 2011, así como la de Griffin, comenzándo a darse a conocer estos Clippers por  ’The Lob City’, algo que todavía llevan a sus espaldas, debido a los numerosos Alley-Oops. Los primeros indicios positivos se dieron al llegar a la primera ronda de los Playoffs contra los Grizzlies, que terminaron ganado en el séptimo partido en el FedExForum de Memphis, dejando, en el primer partido de la serie, una de las mayores remontadas de la historias, llegando a perder en el tercer cuarto por 27 puntos. Siendo esto un punto de inflexión en la historia de los Clippers.

Este año los angelinos son candidatos al anillo, algo de lo que hacía mucho tiempo no podían presumir.


lbj

Un artículo de @JorgeRubert

Esta es una comparación, que a ojos de la mayoría de aficionados al baloncesto, puede tratarse de una blasfemia de este deporte, pero no me atrevo a equiparar a ‘LBJ’  con MJ23 por amor al arte, sino que es destacable el parecido que hay entre estos dos jugadores en cuanto a muchos aspectos en su juego, comenzando por la influencia positiva que ha tenido Jordan en los ‘Bulls’ duránte su época dorada, y la que tiene James en los actuales ‘Heat’, algo que prácticamente solo ha alcanzado a conseguir LeBron, ya que muchos jugadores han querido imitar el dominio de juego del 23, pero no lo han conseguido, el ejemplo más claro es Kobe Bryant, tiros, tiros, y más tiros, que le han llevado a ganar 5 anillos, y elevarle al olimpo de la NBA, pero no pasará a la historia como uno de los grandes, algo que a mi parecer si conseguirá ‘King James’ si continúa en esta línea.

Y es que, al igual que el juego de ‘Air’, la forma de jugar de LeBron, no se centra solo en meter puntosel cual promedia en toda su carrera 27,6 ppp por los 30,1  de Jordansi no que se centra, y cada año con más intensidad en  el reparto de asistencias, algo complicado en su etapa en Cleveland, aunque superando este escollo, ahora mismo se encuentra en 6,9 app desde que pisó esta liga, superando en este aspecto las 5,3 de MJ, además también promedia más rebotes, 7,2 rpp por 6,2. Esto ha llevado a Miami a conseguir el anillo, el primero de James, a sus 27, uno menos que cuando Jordan consiguió su primero título de la NBA.

Pero la forma de jugar de ambos difiere bastante, LeBron es mucho más espectacular, debido a que está mejor dotado físicamente, mientras que el juego de Jordan se centraba principalmente en el talento, innumerables tiros, que para el ‘Beach Boy’ serían imposibles, ya que no posee esa calidad, por ello enfoca su juego mucho más en la pintura, dando la sensación de que es capaz de hacer los números que desee en cada partido, su superioridad física es la base de su juego, algo que también le ayuda en el aspecto defensivo, aunque no ha llegado a conseguir el récord de Jordan de ser ‘MVP’ y ‘Defensor del año’ en la misma temporada, también porque actualmente se premia la espectacularidad, prácticamente, al que promedie más tapones por partido, se le otorgará este título.

Además ambos jugadores fueron galardonados con el premio a ‘Rookie del año’ aunque bien es cierto que Michael destacó mucho más que LeBron en su primer año en la NBA, 28,2 ppp por 18, también, ambos han sido premiados con tres veces MVP de la Regular Season, aunque James supera a Jordan en el número de medallas olímpicas, tres  del primero, dos de oro y una de bronce, por dos de oro del segundo, aunque LeBron puede llegar al escalofriante récord de ser tri-medallista olímpico de oro de basket, algo que muy pocos han conseguido en la historia Pero también cabe apreciar, que Jordan consiguió todos sus logros en la NBA, en un equipo como los ‘Bulls’ llegando a cambiar la historia de una franquicia, únicamente acompañado por su amigo Scottie Pippen, mientras que LBJ está escoltado en los Heat por dos superestrellas del momento, como Wade y Bosh, aunque es cierto que consiguió llevar a un equipo como Cleveland a unas Finales de la NBA, algo digno de señalar.

Aunque en el apartado de la versatilidad, a mi ojos, LeBron tiene una cierta ventaja, ya que, aunque ambos se permiten el lujo de subir el balón cuando lo creen necesario, él puede jugar tanto de base, como de escolta, de alero, e incluso de ala-pívot, como vimos en los playoffs del año pasado y el inicio de esta temporada, mientras que Jordan tiene un estilo de jugo muy determinado para la posición de ’2′. Ambos además dejan mucho que desear en cuanto al comportamiento, muy lejos de el icono que el baloncesto necesita.

En mi opinión, hago como una apuesta de futuro, la caza de LeBron a Michael, en el apartado de títulos y premios individuales, ya que con el talento se nace, no se hace.