Archivos de la categoría ‘Previa’


Qué duro ha sido estar casi dos meses sin verte, pero por suerte has vuelto, querida Champions League. Vuelve el máximo torneo continental cargado de partidos llenos de historia, emoción y que, sin duda, harán vibrar a todos los aficionados del planeta fútbol.

Entre hoy y mañana vamos a tener un Valencia – PSG, un Celtic – Juventus, un Shaktar – Borussia Dortmund y, sin ningún tipo de duda, el plato fuerte: Real Madrid – Manchester United. Quiero dar mi opinión sobre los dos encuentros que incumben a los clubes españoles, empezando por el Valencia.

El conjunto che se ha dado un buen lavado de cara ahora que Ernesto Valverde ha tomado el timón de la nave, y ha construido un equipo sólido en defensa y muy serio en ataque. Con Banega, aunque cuestionado, como jefe de la sala de máquinas valencianista, el Valencia despliega un muy buen fútbol. Todos tienen un plus que aportar, como el cañón del Tino Costa, siempre muy incisivo por su banda; los reflejos felinos de Guaita o Diego Alves; y la potencia ofensiva de Roberto Soldado hacen del Valencia el favorito frente a un PSG que es solo un conjunto de estrellas sin mentalidad colectiva. pero que pueden liártela en un abrir y cerrar de ojos. Con la mira che siempre puesta en Ibrahimovic, Valverde deberá saber cómo frenar a Ménez, a Lavezzi y a un Pastore en horas bajas.

Del partido del Bernabéu poco queda ya por decir. Se espera un once de gala por parte de ambos conjuntos, con Pepe y Ramos disponibles y quizá con la variable de Essien (bien en detrimento de Arbeloa, Coentrao o Khedira), que tendrán que hacer todo lo posible por frenar a un Van Persie, pichichi de la Premier League, que se muestra pletórico y que nunca se esconde ante las grandes citas, por tanto no dudo de que hará un buen papel en el Bernabeu.

Las dudas de los red devils surgen en el medio campo, donde no hay ningún jugador que destaque por poder mover el balón con criterio, quizá solo Giggs y Rooney en la mediapunta; en la defensa, que lleva siendo toda la temporada el bloque más débil; y en el hecho de si Ferguson dispondrá o no de extremos para aportar profundidad a su juego. Cristiano, que ha empezado el año ultramotivado (14 goles en un mes y medio) , se las verá con el club que le hizo grande, y probablemente le querrá demostrar a sir Alex que hizo de él un crack mundial.

Qué ganas de que arranque el espectáculo.

Anuncios

Una Copa clásica.

Publicado: 29/01/2013 en Previa
Etiquetas:, , , , ,

A poco más de 24 horas del primer clásico de Copa en el Santiago Bernabeu, futbolistas, cuerpo técnico y practicamente todas las partes de cada uno de los clubes están preparándose para vivir el encuentro entre los dos mejores del mundo. Vamos a analizar los posibles onces que sacarán Mourinho y Roura para afrontar la eliminatoria:

En la portería blaugrana no cabe duda de que Pinto, paisano de un servidor, será el portero titular, como lo viene siendo desde la era Guardiola. En el bando merengue tengo mis dudas, aunque creo que Mou apostará por la veteranía de un gran portero como es Diego López. Adán no está preparado para un partido de tan altos vuelos, asi que Mou lo pondrá para una Liga que, salvo milagro, está perdida.

El lateral derecho blanco lo ocupará Arbeloa, quien, aun sin proyección ofensiva aceptable, siempre ha hecho buenos papeles a la hora de cortar jugadas y de provocar faltas tácticas importantes. Para los blaugranas dudo de si estará Alves o Adriano, ya que si juega Alba, Alves deja muchos espacios libres cuando se lanza al ataque. En el lateral zurdo no está nada claro, pues Marcelo viene de una lesión seria y en su último partido se le vio muy falto de ritmo; y Coentrao está sancionado. Alba jugará casi seguro, ya que, aunque menos seguro en lo defensivo, su aportación en la zona de tres cuartos es impagable, además de la buena sociedad que forma con Iniesta.

En los puestos de centrales no tengo duda alguna de que Roura colocará a Piqué y Puyol. Salida limpia de balón, buen juego aéreo y mucha entrega para un Clásico. El Madrid, por su parte, puede optar por Carvalho, que ha cumplido muy bien y con bastante solvencia en sus últimos encuentros; o por Albiol, también seguro cuando se le ha requerido debido a las bajas de Pepe y Ramos. No creo que Mou quiera colocar a un inexperto Varäne ante todo un Barcelona.

El centro del campo del Real Madrid lo formarán Alonso, siempre atento al corte y pudiendo aprovechar su privilegiado pase largo para las contras; y Khedira o Essien, más táctico y llegador el primero, más físico y bregador el segundo. Dependerá del resultado que intente sacar Mou su decisión de colocar al teutón o al ghanés. El mediocampo azulgrana también parece bastante claro: Busquets como hombre-pulpo en labores defensivas y como ancla en las fases de elaboración; Xavi llevando la batuta de la orquesta azulgrana y asegurando que el balón siempre sea suyo; e Iniesta con libertad para ser dueño de la banda izquierda, bien como interior, bien como falso extremo.

Ya en la fase ofensiva, Özil actuará como enganche cayendo a cualquier banda con ese violín privilegiado que tiene en su cabeza y con el guante de seda que tiene por zurda. Callejón aportará el tremendo vértigo necesario para ejecutar las contras mortales, Cristiano Ronaldo, que llega enchufadísimo, tratará de hacerle un roto a los culés, y Benzemá o Higuaín fijen a los centrales para facilitar la labor de sus compañeros. En la ofensiva culé, Pedro o Alexis, según quiera Roura, para barrer defensas, aunque creo que apostará por el tinerfeño, reencontrado con el gol; Villa por su mística goleadora o Fàbregas y su versatilidad; y, para rematar este elenco de 22 tremendos futbolistas, el mejor futbolista de la historia, Leo Messi.

Pongan sus asientos en posición vertical, va a ser un vuelo bien movido.


Si bien éste lunes hablé sobre el esperado encuentro entre indios y vikingos, hoy quiero hablar sobre las posibles repercusiones que podría tener este partido sobre el resto de la Liga. Mucho se ha especulado con el estado de forma y anímico en el que llegan ambos conjuntos al espectacular duelo de ésta noche, pero el Madrid, bajo mi punto de vista, parte con tres desventajas a priori: la fenomenal dinámica ganadora de los del Cholo; el incendio interno en la entidad blanca; y una hipotética victoria del Barça contra los muchachos del Loco Bielsa ( que no canten victoria los culés ).

Si el Real Madrid gana, que es bien probable y a los hechos de la útlima década me remito, se pondrá a 5 puntos del vecino y a 8-11 puntos de los blaugranas. Sobre la distancia con los culés no podemos hablar porque no es algo ya determinado, pero si que le habrá recortado a los colchoneros esos tres puntos que perdió contra el Betis. Aunque, aun perdiendo, el Atleti va a salir con un colchón de puntos lo suficientemente grueso como para no preocuparse si siguen con una racha tan espectacular.

Si empata, todo seguirá igual en la capital pero, siempre en función del resultado culé, podran recortar ambos un punto a este Barça, no recortar nada o perder 2 puntos cada uno en la carrera por hacerse con la competición doméstica. Aun así, el Atleti saldrá reforzado por dos motivos: por no haber perdido en el Santiago Bernabeu, que no es poco, y por ver como un Madrid que va a ir a por todas no le ha podido vencer, logrando no alterar la competición. Quizá este año sea excepción por las opciones reales de campeonar, pero estoy seguro de que los colchoneros prefieren quedar por encima de los blancos antes que ganar la Liga, aunque igual me equivoco.

Y si el Real Madrid pierde, la debacle en el club es casi inminente. Sería catastrófico para los de Mou que los colchoneros obtuviesen la victoria para un Atlético que en los últimos 13 años solo ha sacado 5 empates de 16 encuentros. Si el Barça ya hubiera ganado previamente, se multiplican las consecuencias de este huracán hasta límites que nadie se atreve a pensar. Un Atleti mucho menor en calidad ( Koke no es Özil ni Godín es Ramos, por decir un par ) saliendo victorioso del feudo blanco es lo último que le va a soportar el público de bien al entrenador de Setúbal, por no hablar de la kilométrica distancia que le separaría no solo del líder, sino del vecino.

Sin duda, este derby será toda una aventura al Monte del Destino, tanto para el Atlético como el Real Madrid a la par que el Barça luchará por seguir reinando en esta suerte de Tierra Media que es la Liga.


Se abre la semana con un aumento en la kilométrica distancia que separa al Barcelona del Real Madrid, un abismo de once eternos puntos a la altura del mes de Diciembre casi. Y en medio de este desierto tan extenso, está el oasis del Atlético de Madrid. Un oasis poblado por un sargento Hartman que ha instruido a un grupo de espartanos y, además, tienen a un Tigre enjaulado. Un Tigre hambriento de carne blanca.

El partido del sábado puede marcar el devenir de la Liga de tal manera que pasaremos a ser conscientes de si el reto que se ha impuesto el Atlético de Madrid es totalmente serio o si aun le queda algo por mejorar. Lo que es seguro es que ningún resultado será un fracaso para el conjunto colchonero, porque saldrá del Bernabéu con, como mínimo, 5 puntos de ventaja sobre el vecino, lo que a estas alturas de Liga algún periolisto habría tachado de broma de mal gusto. Pero deben saber que éste Atlético de Madrid se ha arrancado la piel de Pupas, la ha puesto en cada portería rival y la ha fusilado constantemente sin piedad, sin achicarse y siguiéndole el ritmo al todavía invicto Fútbol Club Barcelona. Me quito el sombrero. Los chicos del Cholo Simeone han dado éste año un vuelco a la mentalidad perdedora que les ha asolado aunque en los últimos años llegaran títulos europeos. Pero creo que éste es el año del Atlético de Madrid en todo, hasta el punto de que espero que Falcao se quede el año que viene para jugar una Champions que, seguramente, borden en actitud. No se les puede reprochar nada.

En la otra esquina, el Real Madrid llega herido de profundidad, sumido en el conflicto interno y con una distancia, como digo, de 11 puntos. Pero que no canten victorias culés ni colchoneros. Es el Real Madrid, el club cuyo nombre, cuya historia le da una inercia ganadora y la fuerza suficiente como para estar en el ajo todo el año, por mal que juegue. No hace falta recordar que, el año del triplete culé, con un equipo infinitamente peor al de este año, logró recortar 12 puntos al Barça hasta el punto de obligarle a ganar la Liga en la fastuosa casa del conjunto madridista. Es un equipo que se alimenta de retos: a más imposible parece la empresa, más rápido corren y antes te han hecho el 3-0 sin esfuerzo, por no hablar de que CR7 debe de llegar con hambre voraz tras llevar tres encuentros sin nada que llevarse a la boca. Quizá en este derby, el Real parta con la ventaja moral que durante más de una década ha logrado sobre el Atleti a base de ganarle sin problemas. Pero ojo, Mourinho debe de ser consciente de que debe jugar bien sus cartas en cuanto a estado anímico de los jugadores se refiere, y por ahora no lo está haciendo. Aunque, desde luego, tiene plantilla más que de sobra para ganar el derby del sábado, si bien mucha menos actitud que los rojiblancos.

No me atrevo a dar un ganador para éste gran choque, pero si parece bastante claro que el Atleti lleva una mejor dinámica, amén de que querrá el impulso definitivo que les aleje de su máximo rival en la tabla para, ya si que sin tapujos, pelearle la Liga al Barça. Qué gran partido de fútbol nos espera.


Imagen

Sevilla no solo tiene un color especial, sino que se encuentra impregnada de un intenso aroma a fútbol, aroma desprendido desde perfumerías de alto standing tales como el Benito Villamarín y el Sánchez Pizjuán. Y este último va a ser el centro del derby andaluz por excelencia. Pero no es un derby cualquiera, me van a disculpar los foráneos. Es el derby con más pasión en la grada, quizá solo superado por el Boca – River.

Y es que el encuentro entre béticos y sevillistas suele ser un punto de vital importancia en el devenir del campeonato liguero, puesto que el resultado va acompañado de una enorme inyección de moral para el vencedor y una losa complicada para el perdedor, por no hablar del agridulce sabor de boca que deja el empate. Lo que si es seguro es que el ambiente que se respira en la grada es de absoluta fiesta y de jolgorio, con la continua guasa hacia el que va perdiendo, pero normalmente desde el tono jocoso. Lo que hace que sienta un profundo respeto por estos equipos rivales es cómo sus aficiones se han hermanado cuando han venido tiempos oscuros, tales como los trágicos fallecimientos de Antonio Puerta y Miki Roqué.

Hablando estrictamente del partido, el equipo local llega justo en media tabla, tras un buen comienzo de temporada, derrota al Madrid incluida y apretando con fuerza el gaznate del Barça, en el que se ha ido diluyendo debido a la lesión de Trochowski, El alemán aporta mucha garra y llegadas desde segunda linea al conjunto de Nervión y, sin esos factores, los de Míchel se han visto muchas veces sin ideas claras en la fase ofensiva, a pesar de la dupla letal que son en la banda derecha Navas y Cicinho. Aun así, cuentan con Negredo que, con sus 7 goles en Liga, será el encargado de derriban la muralla verdiblanca.

Por el lado contrario, el Bétis, quinto en la clasificación y empatado a puntos con el Málaga, llega en una muy buena dinámica en el que el juego, a falta de ser brillante por momentos, se suple por la inmensa pegada que caracterizan a los equipos de Pepe Mel, con Beñat como auténtico mariscal de campo y capitán de la nave bética, y Rubén Castro como ariete y con una buena cantidad de recursos de cara y de espaldas a portería.

Y es que cuando se asoma un derby entre Betis y Sevilla, el resto de partidos pasan a ser secundarios para poder disfrutar totalmente de la fiesta del fútbol andaluz.


Tras la infinidad de acusaciones vertidas sobre CR7 por culpa de un simple esparadrapo, el luso saltará esta noche al estadio de la Castellana dispuesto a cuajar un buen partido.

Y qué mejor rival que el Athletic de Bielsa, que llega de una mala racha, a pesar de que ganase el último partido contra un muy gris Sevilla, para intentar seguir en la pelea por la Liga contra Barça y Atlético de Madrid. Vuelven Benzemá, 9 principal del conjunto blanco, y Khedira, escudero por excelencia de Xabi Alonso, lo que aportará gran empaque defensivo y seguridad en el medio campo madridista. Mi única duda reside en si la banda derecha la ocupará Callejón o Di María, visto el excelente rendimiento del canterano en los dos últmos partidos, revolucionando la zona de ataque allá por donde se moviese.

En el otro bando, Bielsa deberá elegir entre su delantero más en forma, Aritz Adúriz, o al que mejor se le da el Real Madrid, Fernando Llorente. Personalmente creo que el argentino va a probar de entrada con Llorente, a pesar de que se hable de que no cuenta con él, pero es que cuando un rival se te da bien, hay ocasiones en las que el aspécto físico pasa a un segundo plano.

Lo que es seguro es que un Real Madrid – Athletic nos ofrecerá un buen espectáculo, ya que siempre es un partido de altos vuelos, por la tensión, competitividad y voracidad de ambos, a pesar de los últimos resultados positivos cosechados por los de Mourinho. Esperemos que, tras el encuentro, se hable solo de fútbol y no tengamos que asistir a un bochorno similar al de Levante el domingo pasado.