Posts etiquetados ‘2013-2014’


Me reservé este post para cuando el Barça ganara la Liga, y se preguntarán el por qué, evidentemente. Pues bien, quiero hablar de lo que considero debería plantearse el Barça, una vez con la competición doméstica en el zurrón, de cara a un futuro a corto y medio plazo.

Empezaremos con Tito. Considero que la Liga conseguida por Vilanova, con la demoledora primera vuelta en la que solo se dejó dos puntos, es de un mérito tremendo por haberla logrado aun pasando cerca de tres meses en la otra punta del mundo, pero por otro lado ha dejado patente que en el grupo no existe la autogestión a la hora de sacar los partidos trascendentes hacia delante, siendo la única excepción la remontada a un Milan que, todo hay que decirlo, fue un pelele tras el primer gol de Messi. Roura, que ha hecho lo que ha podido, se vio por momentos superado al más mínimo síntoma de superioridad rival y mostró una clarísima timidez a la hora de hacer cambios de jugadores o de táctica, por tanto creo que, a riesgo de que suceda lo mismo la temporada que viene y primando la salud antes que el trabajo, Tito debería echarse elegantemente a un lado. Igualmente pienso que el Barça ha llegado plenamente fundido a los dos últimos meses de competición porque, a diferencia de Real Madrid o Bayern (los cito porque creo que son los tres mejores de Europa, sin desmerecer al Borussia), no tiene un fondo de armario con el mismo poder de solvencia que blancos y bávaros, lo que ha supuesto sacar al once de gala en partidos que el Barça debería ganar prácticamente con la gorra, dicho con todos los respetos a esos equipos.

En el tema de altas y bajas creo que no vamos a descubrir la pólvora: el equipo está anémico de centrales, ya que Puyol, Bartra y Piqué son los únicos centrales puros, y se ha comprobado durante toda la temporada que en Bartra no se confía del todo, que Puyol va de lesión en lesión y que experimentos como Adriano o Song en el eje defensivo condicionan demasiado la dinámica del equipo, por lo que se hace absolutamente indispensable la búsqueda de, al menos, dos centrales, por no hablar de que encontrar a un guardameta que pueda sustituir a Valdés es el objetivo número 1. El mediocampo parece, en principio, lo menos problemático, con Cesc, Thiago, Sergi Roberto, Song o Mascherano en la recámara, por lo que, de momento, dejaremos este apartado en stand by. La delantera, el quebradero de cabeza definitivo durante dos años, un cubo de Rubbik en el que hay que colocar las piezas correctamente sin hacer que se resienta el resto. Con Neymar casi seguro, la subida de Deulofeu, evidentemente Messi; y Tello como revulsivo, creo que el Guaje debería salir del equipo a fin de obtener unos ingresos y, al menos, escuchar ofertas por Alexis para intentar negociar, posteriormente, por Rooney, que puede jugar en cualquier zona del ataque, como mediapunta e incluso como interior. Además de esto, un 9 puro tipo Mario Gómez o Lewandowski, o Reus como sustituto del propio Messi. En cuanto a las bajas, las mencionadas de Alexis y Villa mas Pedro y, además, todos los cedidos que no van a tener sitio a su regreso, como Cuenca, Afellay, Bojan, etc…

Y, por último, invitaría a la directiva a dejar de promulgar unos valores que hace tiempo no demuestran, siendo lo de Abidal absolutamente vergonzoso. Porque de acuerdo, el Barça no es una ONG, tiene que competir, pero por lo que he podido ver, el francés está más que sobrado de forma y, aun más importante, de ánimo para poder rendir como en los buenos tiempos sobre el césped. Y eso, para cualquier aficionado al fútbol con un poco de empatía, es absolutamente impagable.

Si el Barça no quiere morir de éxito, quedarse a vivir en la autocomplacencia y volver a competir el año que viene, deberá tomar medidas. No se si las aquí expuesta u otras totalmente distintas, pero es absolutamente imprescindible renovarse, porque ya se sabe el dicho.